493872712_89a9c4003b_o.jpg

Cuando una persona lleva el cabello liso, podría decirse que ésta tiene una gran ventaja por sobre los demás debido a que se puede adoptar diferentes tipos y estilos de peinado a dicha estructura de cabello.

Hay que tomar en cuenta el largo que el cabello tenga, ya que si este está a una altura por encima de los hombros, se podía trabajar con este cabello liso por capas en la zona frontal, lo cual viene a agregar tanto textura como volumen inclusive en casos en que se dispone de muy poco cabello.

Si es que el largo del cabello es un poco más abajo de la altura de los hombros, las opciones vienen a ser múltiples, ya que en cambio este corte por capas se lo puede aplicar para la parte trasera del cabello, pudiendo inclusive adoptarse otro tipo de corte que viene a ser el de navaja; la posibilidad de realizar un escalonado asimétrico es otra de las ventajas que puede ofrecer un cabello liso.

La distribución de los flequillos viene a ser otro de los factores que se puede manejar en un cabello liso, ya que éstos pueden ser desordenados, simétricos en posición horizontal hasta la altura de las cejas, o también poderlos llevar hacia un costado de la cara.